Rosquitas de Mantequilla

Hace poco preparé estas rosquitas de mantequilla, por tenía hambre y no podía decidir entre pan o galletas.  Estas rosquitas me recuerdan a aquellas que se vendían en funditas de plástico en la calle.  Creo que venían como diez rosquitas en cada funda, aunque no me acuerdo cuanto costaban.  En esa época, todavía existía el Sucre.  Para aquellos que son muy jóvenes, nuestro querido Ecuador tenía su propia moneda, la cual era el Sucre.  Ay, esto me ha hecho sentir super vieja…

A pesar de que estas rosquitas no me salieron tal cual como las que solía comprar en la calle, estas satisfacen el hambre a la hora de piqueo.  Las rosquitas con un té o con un café negro calman el alma.  Estas rosquitas son como una combinación entre la masa para empanadas y la masa que se usan para las tartas y tartaletas.  ¡Es la combinación perfecta!

Continuar leyendo Rosquitas de Mantequilla

Cocido de Albóndigas con Verduras

Cocido de Albondigas

Este cocido de albóndigas era una de mis comidas favoritas que mi nana hacía cuando vivíamos en Ecuador.  La verdad es que me había olvidado por completo de este platillo, pero creo que con justa razón.  El motivo es que este cocido tiene alverjitas, y resulta que mi señor esposo no soporta ver a las alverjitas ni en pintura.  Pensé que si invocaba cierta nostalgia con este plato, a lo mejor convencía a mi señor esposo de lo mucho que significa para mi que el saboree uno de estos platillos de mi infancia.  Pues les comento que me fue más o menos…

Si usted es también una de esas personas que no soporta las alverjitas, o a lo mejor es como yo cuando chica – es decir que no puede ingerir nada de nada de verduras, ni zanahorias ni vainitas – entonces le recomiendo hacer un puré con todos los vegetales, cocer las albóndigas en esta salsa por unos cuantos minutos y servir.

Ahora me doy cuenta que esto es lo que debí hacer cuando preparé esta comida para mi esposito.  Casi, casi que no la come. Por amor se mandó todas las alverjitas de una, para dejar lo que le gusta al final.  Me hizo prometer que jamás le serviría alverjitas.  ¡Híjole!  Voy a tratar de cumplir, a pesar de que a mi me encantan.  Ni modo.

Espero que ustedes disfruten este platillo, con alverjitas y todo.

Continuar leyendo Cocido de Albóndigas con Verduras

Donuts Horneadas al Estilo Alfajor

Donuts al Horno Estilo Alfajor

Hace una semana compré un molde para hacer donuts al horno.  El motivo es porque hace poco se me antojaron unas donuts, pero las horneadas, no las fritas.  Cuando viviamos en Nueva York, mi señor esposo y yo solíamos frecuentar The Donut Plant, un lugar donde venden donuts de muchos sabores y colores.  Mi favorita era una donut con sabor a dulce de leche, y la de mi esposo era la donut rellena de mermelada de fresa y mantequilla de maní.

Con semejante antojo de las dichosas donuts, se me ocurrió experimentar haciendo las donuts al horno.  Mi meta era hacer una donut con un sabor distinto y creativo.  ¡Que mejor manera de incorporar uno de mis dulces favoritos en la forma de una donut!  Pensé, ¿que tal si hago una donut que sepa al típico alfajor Argentino – con dulce de leche, almendras y coco rallado?

Continuar leyendo Donuts Horneadas al Estilo Alfajor

Empanadas de Viento

Empanadas de viento

Las Empanadas de viento son unas de mis favoritas.  Yo vivía en el Centro de Guayaquil y era común ver a señoras con canastas llenas de las empanadas de viento.  También recuerdo los puestos donde las freian al instante, y esas eran aún más deliciosas porque estaban calientitas.  Lo que también recuerdo y lo que me daba coraje era que las empanadas de viento sólo tenían un poquititititito de queso; el resto era, pues…  ¡Viento!  Por lo menos el sabor dulce del azúcar me ayudaba a olvidarme de la inexistencia del queso.  Cuando las prepare aquí, decidí no seguir el ejemplo de las vendedoras, así que las llené con más queso, cuidando de que no explotaran al freirlas.

Empanadas de viento

Preparé un video el cual es en Inglés, pero el proceso es fácil de entender.  En este video muestro como repulgar los filos de las empanadas, para que queden como cuerda.  Con la práctica se perfecciona la técnica.  ¡Buen provecho!

Empanadas de Viento

Ingredientes

    Para la masa:
  • 1 tz. + 1/3 tz. harina
  • 1/2 tz. mantequilla sin sal, helada y cortada en daditos
  • 1/4 tz agua mineral
  • 1/2 cdta sal
  • Para el relleno:
  • 8 oz. queso blanco desmenuzado
  • Aceite vegetal para freir
  • Azucar granulada para espolvorear sobre las empanadas

Instrucciones

  1. En un tazon grande, mezclar con las manos 1 taza de harina, sal y la mantequilla. Usando las manos, incorporar esta mezcla hasta que tenga la consistencia de morocho partido. Trabaje la masa por cinco minutos.
  2. Agregar el agua mineral y continuar amasando. La masa va a estar pegajosa.
  3. Agregar la 1/3 taza adicional de poco a poco, mientras se amasa. La masa debera quedar suave y lisa. Trabaje la masa por 10 minutos.
  4. Una vez que la masa tenga una consistencia lisa, dejar reposar por 10 minutos.
  5. Dividir la masa en 10 bolitas pequenas.
  6. Espolvorear harina sobre la mesa de trabajo y espolvorear el rodillo (bolillo). Aplanar cada bolita, formando discos de cinco pulgadas de diametro.
  7. Ponga una cucharada de queso desmenuzado en el centro del disco. Cerrar la empanada, pellizcando ambos filos para encerrar el relleno.
  8. Si desea, repulgar los filos de la empanada. Si no, tambien se pueden cerrar usando los dientes de un tenedor.
  9. En una olla, calentar abundante aceite a temperatura de 375F, la ideal para freir.
  10. Colocar las empanadas, preferiblemente de dos en dos, con el filo cerrado hacia abajo. Freir hasta que esten doradas y se formen burbujas en la superficie de la masa.
  11. Transferir las empanadas a un plato cubierto con toallas de papel para absorber cualquier exceso de grasa. Inmediatamente espolvorear las empanadas mientras esten calientes, con azucar granulada.
  12. Servir de inmediato.
http://es.tstastybits.com/2012/03/28/empanadas-de-viento/

Cocido de Albóndigas con Verduras

Cocido de Albondigas

El otro día preparé este cocido de albóndigas con verduras en mi casa.  Este platillo era uno de mis favoritos cuando chica.  Desde luego que mi parte favorita eran las albóndigas, ya que las verduras, pues no mucho.  Lo que mi nana hacía para que me comiera todas las verduras era licuarlas con el resto del líquido, separando las albóndigas.  Ella lo servía con arroz y patacones, y así mismo lo serví cuando lo hice para nosotros.

Este cocido tiene alverjitas, zanahorias, apio y vainitas.  ¡Ay!  Recuerdo cuando era niña y lo mucho que detestaba las dichosas vainitas.  Ahora ya no tengo ningún problema en comer verduras.  ¡Me encantan!  Ahora, mi esposo…  Pues esa es otra historia.

Resulta que mi esposo DETESTA las alverjitas.  Cuando era niño y le servían alverjitas, las separaba todas y las escondía bajo su plato.  Y como le salió el tiro por la culata ya que su mami descubrió “el tesoro” inmediatamente, se le ocurrió darle las alverjitas al perro.  Su abherración a las alverjitas es tan grande, que cuando se las serví en este cocido de albóndigas, pensé que me iba a pedir el divorcio luego de la cena.

Mi esposo comió el cocido separando las alverjitas del resto de los vegetales.  Y aunque comió las alverjitas tragándoselas a la velocidad de la luz, me hizo prometer que JAMAS le daría de comer las dichosas alverjitas.  No les voy a negar que gocé verlo hacer caras al comerselas, pero por amor mantendré esta promesa.  Pero con o sin alverjitas, este cocido de albóndigas con verduras es realmente una delicia.  Y si no es amante de las verduras, pues haga como lo hacía mi nana y licuelas junto con el jugo para hacer una salsa espesa y exquisita.

Continuar leyendo Cocido de Albóndigas con Verduras

Página 1 de 712345...Última »